viernes, 1 de diciembre de 2017

AGRO: EXPORTACIÓN, IMPORTACIÓN, CONSUMO INTERNO

AGRO: EXPORTACIÓN, IMPORTACIÓN, CONSUMO INTERNO
Por Ing. Eduardo Riqueros Raygada

Una de las grandes ecuaciones que se tiene que resolver en nuestro país, alrededor del agro es si se incentiva solo la exportación de productos agrícolas, para supuestamente conseguir recursos del extranjero, en la cual el Estado impulsa para ello la formación de latifundios, otorgándoles una serie de ventajas como, subsidios y toda suerte de exoneraciones y permisos, tratando de esa manera impulsar su participación en la economía.
O si se incentiva además la importación de productos agrícolas, para poder satisfacer nuestro mercado de consumo, en productos tales como el maíz para usarlo en la alimentación de los pollos, el trigo para elaborar harina, fideos, galletas, importamos soya, entre otros productos. Pero es necesario señalar que los pequeños y medianos productores peruanos, pueden producir los productos importados con mejor rendimiento por hectárea.
O incentivamos la producción agrícola necesaria para la satisfacción del consumo interno, en virtud que el 70 por ciento de lo que consumimos es producido por pequeños y medianos agricultores, los mismos que no cuentan con seguro ni pensiones, ni el Estado tiene una politica clara de incentivos económicos, sociales, técnicos, etc. Al no contar con el apoyo, este hecho representa significativamente un problema de inseguridad alimentaria para la población peruana.
De lo citado anteriormente podemos apreciar con claridad que tanto el Estado y los gobiernos regionales debemos resolver esta gran ecuación, entre dar las facilidades y disposiciones hacia la participación de la gran propiedad y la agricultura para la exportación, y también impulsar integralmente la participación de la pequeños y medianos productores , tanto en la propiedad de la tierra, como en la producción agraria para el consumo interno, de tal manera que se consiga la seguridad alimentaria de nuestra población y la exportación, con el consiguiente beneficio para la población.