sábado, 22 de septiembre de 2018

CONSENSUANDO: CONTRA LA CORRUPCIÓN

CONSENSUANDO: CONTRA LA CORRUPCIÓN
Por Ing. Eduardo Riqueros Raygada
La realidad difícil por la que atraviesa nuestra democracia exige que todos los peruanos tengamos plena conciencia, que nuestro país requiere una mejora en nuestra conducción política y en la gobernabilidad, y en dicho proceso se requiere de la toma de conciencia de todos los peruanos, de tal manera que podamos identificar con claridad las variables que nos afectan, y podamos enmendar los errores, de tal manera que no tiremos por la borda, todo lo que hemos avanzado, y podamos en virtud de la adopción de las medidas necesarias, recuperar nuestro crecimiento económico, con el beneficio de la población en su conjunto.
Sin lugar a dudas, uno de los aspectos negativos en el país es la corrupción nefasta, que nos envuelve en todos los niveles, la misma que significa la frustración de la población, llegando a pensar inclusive, que nuestro sistema democrático no sirve para nada. Pero lo cierto es que esta tiene sus causas, las mismas que tenemos que estudiar, analizar y proponer alternativas claras y certeras, que nos permitan una lucha frontal, de tal manera que promovamos, diálogos, y en virtud de ello construyamos los consensos necesarios para enfrentar la corrupción de una manera integral permanente, con la participación de toda la clase política y de la población.
Por todos es conocido, que para efectuar su gestión, una autoridad política, funcionario público, o privado, etc, requiere de la compra, alquiler de un bien o servicio, o la ejecución de una obra, etc, acciones que son ofrecidas por empresas, las mismas que brindan dichos bienes o servicios, y que para que exista eficiencia en el mercado se requiere, de empresas en libre competencia, lo que aportaría el correspondiente beneficio a la población de mejores precios, mejor servicio, mejor calidad de obra, pero esto no ha sido así, pues no se deja libertad a la participación de empresas, se impide el ingreso de competidores, o dejamos que participen empresas monopólicas, que impiden la participación de nuevos competidores, para estar en posición favorable. Todo esto ha permitido y permite que exista corrupción, sobretodo en la gestión pública, pues se ejecutan obras, efectúan compras y servicios, etc, sin licitación pública abierta, más aún sin expediente técnico para permitir adendas, otorgando obras por adjudicación directa para elegir al ejecutor y pedir sobornos, hecho que representa que la corrupción se ha instituido a todo nivel en nuestro país.
Creemos necesario, y urgente se adopten las medidas, ajustes orgánicos, y se dicten los dispositivos legales necesarios, para frenar los monopolios, oligopolios, adjudicaciones directas, ejecución de obras sin expediente técnico, etc; así como, se adopten las medidas necesarias para el fortalecimiento administrativo y legal del rol de Indecopi, de la Contraloría, el cambio de la ley de contrataciones del estado, para que garanticen el buen funcionamiento de la economía de mercado en nuestro país, es necesario también la adopción de un sistema de sanciones fuertes, de penalidades elevadas, para los infractores, de tal manera que frenemos el avance de la corrupción en nuestro país, pues está en juego el bienestar de nuestro sistema democrático, y por ende el de nuestra población.