sábado, 22 de septiembre de 2018

EL VALOR DE LA CONSULTA PARA EL DESARROLLO AGRARIO

EL VALOR DE LA CONSULTA PARA EL DESARROLLO AGRARIO
Por Ing. Eduardo Riqueros Raygada
Nunca está demás repetir el valor de la agricultura en el desarrollo integral de nuestro país, por cuanto es una actividad económica primaria, que genera empleo, genera industria alrededor de ella, nos da seguridad alimentaria, nos permite incrementar nuestras exportaciones, moviliza varias actividades alrededor de ella, paraliza la migración del campo a la ciudad, y nos permite implementar una planificación de corto, mediano y largo plazo contra los cambios climatológicos actuales, etc.
A lo largo del tiempo, la burocracia estatal ha tratado de dirigir el mencionado sector, desde el escritorio, adoptando medidas burocráticas, reestructuraciones, cambio de nombres, de estructura, reacomodos, etc, generando falsas expectativas y generando el desconcierto de los agentes económicos y trabajadores del sector.
Inclusive, se creó la Autoridad Nacional del Agua con Decreto Legislativo N 997, de fecha 13 de marzo del 2008, entidad que depende solo del Ministerio de Agricultura, con el fin de administrar conservar, proteger y aprovechar los recursos hídricos de las diferentes cuencas de manera sostenible, promoviendo a su vez la cultura del agua,no obstante ello, después se crea el Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos, con ley N 29338 del 30 de marzo del 2009, con carácter multisectorial( ministerios de ambiente,agricultura, vivienda, salud, producción, energía y minas, etc,), generando una suerte de confusión y marasmo en las Juntas de Regantes, gremios de productores agrario, etc, alrededor de dicho sector.
Pero lo cierto es que somos un país, en busca de un desarrollo económico integral, dentro de una economía de mercado, donde la burocracia estatal debe de normar, promover, incentivar, el desarrollo de este sector importante, para lo cual se debe respetar algo fundamental- la consulta con los actores económicos del sector agricultura, y los de su entorno, que son los que generan riqueza- de tal manera que el sector estatal, vaya de la mano con todas las instituciones representativas del agro, y permitan su desarrollo concertado con las fuerza vivas.